¿Cómo podría ser más feliz, aprender más o crecer como profesional? Tal vez cambiando de trabajo saldré de la zona de confort! Sin embargo, me gusta la gente con la que trabajo, el producto no está mal e irse a otra empresa sería lanzar una moneda al aire…

Todo el mundo nos hemos hecho estas preguntas a veces y en este artículo me gustaría compartir un framework que a mi me ha ayudado a navegar la situación.

En todas los trabajos hay periodos de transición y periodos estables. La ventaja es que ambios periodos generan un montón de oportunidades a tu alrededor para progresar profesionalmente y avanzar en tu carrera.

  • Durante un periodo de transición se producen grandes cambios que afectan a la forma de trabajar de tu empresa. Por ejemplo un cambio en la directiva, una reorganización de personas o proyectos, una fase de expansión o la marcha de individuos clave para el equipo o la empresa.

  • En los periodos estables, el entorno a tu alrededor es predecible, el equipo se conoce bien y los objetivos y procesos para llevarlos a cabo están más o menos claros para todo el mundo.

El periodo estable

Los periodos estables te dan la oportunidad de profundizar en tus habilidades existentes y perfeccionarlas. Por eso, son el momento perfecto para:

  • Asistir a meetups, talleres o conferencias.
  • Leer todo lo que puedas.
  • Colaborar con algún projecto de open source.
  • Terminar ese side project que empezaste hace tres años.

El objetivo de este crecimiento es crecer a lo alto. Es decir, aprovechar la tranquilidad inherente del periodo estable para no dormise en los laureles y adquirir habilidades que te permitan llegar a una categoría profesional más alta.

El periodo de transición

En los periodos de transición se crean oportunidades para moverte lateralmente o hacia arriba. Con suerte, las habilidades adquiridas durante el periodo estable te habrán ayudado a tener confianza y ahora te puedas mostrar como un miembro valioso del equipo a la hora de afrontar la crisis. Este es tu momento para crecer a lo ancho y ser proactivo a la hora de:

  • Asumir nuevas responsabilidades dentro del equipo.
  • Moverte a otro equipo o área de tu empresa.
  • Proponer cambios y tomar control de los vacíos de que se produzcan.

Es impepinable que a cada periodo de transición le sigue un periodo estable y comprender y anticipar ciclo te ayudará a mejorar tu posición para cuando llegue el siguiente. Ten los ojos muy abiertos a estas dinámicas porque son las te permitirán crecer como profesional tanto a lo ancho como a lo largo :)